¿QUE HACER SI EL CORONAVIRUS (COVID-19) LLEGA A MI COMUNIDAD?

Para protegerse y proteger a otros del coronavirus debe seguir las siguientes instrucciones:

  • Quedarse en casa y no asistir al trabajo, la escuela ni a otras actividades es lo mejor que podría hacer si usted presenta síntomas de COVID-19, que pueden incluir fiebre, tos y dificultad para respirar.
  • Mantenerse alejado de personas enfermas y usar siempre implemento de seguridad (Mascarillas, Guantes y Lentes de ser posible).
  • Limitar el contacto cercano con otras personas tanto como sea posible (aproximadamente 1.5 a 2 Metros).

Debe Implementar un Plan Familiar

Infórmese a diario acerca de la situación del COVID-19. Recurra a información actualizada acerca de la actividad del COVID-19. Manténgase al tanto del cierre temporal de escuelas en su área, esto puede afectar la rutina de su grupo familiar.

Quédate en casa si se enferma. Quédate en casa si tiene síntomas del COVID-19. Si un integrante de su familia está enfermo, quédate en casa y no vaya a la escuela ni a trabajar y así evitar propagación el COVID-19.
  • Si el cuidado de sus hijos está a cargo de otras personas, inste a los cuidadores a que deben estar atentos a los síntomas del COVID-19.
Debe practicar continuamente las medidas preventivas. Al toser o estornudar, siempre hágalo sobre un pañuelo desechable y lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos; si no dispone de agua y jabón, use algún desinfectante de manos que contenga un 60 % de alcohol (Alcohol en Gel). Limpie diariamente las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia con un detergente regular de uso doméstico y agua, recuerde que con un ambiente limpio usted esta protegiendo a su familia no solo del COVID-19 sino de otras enfermedades que habitan en nuestro mundo y tienen similar medio de infección.
Un integrante enfermo dentro de la familia debe ser aislado en un cuarto a parte con baño propio de ser posible. Evite compartir artículos personales como comida o bebida. Proporcione al familiar enfermo mascarillas desechables limpias para usar en el hogar, si están disponibles, para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19 a otras personas (se recomiendan mascarillas quirúrgicas para el integrante enfermo) . Limpie la habitación y el baño que usa la persona enferma según sea necesario para evitar el contacto innecesario con la persona enferma.
  • Si las superficies están sucias, se deben limpiar con agua y detergente antes de la desinfección. Para la desinfección hay un listado de productos aprobados por la EPA con propiedades para combatir microbios patógenos virales emergentes, mantenido por el CBC, disponible en Productos para combatir el nuevo coronavirus (COVID-19) Siempre siga las instrucciones del fabricante para usar cualquier producto de limpieza y desinfección.
La comunicación con otras personas debe ser por teléfono o coreo electrónico. Si usted vive solo y se enferma durante un brote de COVID-19, es posible que necesite ayuda. Si tiene alguna enfermedad crónica y vive solo, pídale a su familia, amigos y proveedores de atención médica que estén pendientes de usted durante el brote. Manténgase en contacto con familiares y amigos con afecciones crónicas.
Debe cuidar la salud emocional de los integrantes de su familia. Los brotes pueden ser estresantes no solo para los adultos sino también para los niños. Los niños tienden a responder de manera diferente a las situaciones estresantes que los adultos. Hable con sus hijos acerca de esta enfermedad, procure mantener la calma y transmitirles tranquilidad, para que sepan que están protegidos.

Evalúe la efectividad del plan de acción de su familia

Conversen y destaquen las lecciones aprendidas. ¿Sus medidas de preparación para el COVID-19 resultaron efectivas en casa, en la escuela y en el trabajo? Hablen sobre los problemas que tuvo su plan y sobre soluciones eficaces. Identifique otros recursos que usted o su familia podrían necesitar.
Participe en los debates de su comunidad acerca de los planes para emergencias. Comparta con otras personas las medidas de preparación que le resultaron y fueron buenas para su familia. Mantenga líneas de comunicación abiertas con su comunidad (por ejemplo, a través de redes sociales o listas de distribución por correo electrónico). Promueva la importancia de los buenos hábitos de salud personales.
Siga tomando medidas preventivas diarias. Quédate en casa si está enfermo, cúbrase con un pañuelo de papel si tose o estornuda, lávese las manos con agua y jabón con frecuencia, y limpie las superficies y los objetos de contacto frecuente todos los días.
Cuide la salud emocional de los integrantes de su familia. Tómese el tiempo para relajarse y recordar que las emociones fuertes desaparecerán. Tómese un descanso para dejar de mirar, leer o escuchar noticias sobre el COVID-19. Esté en contacto con familiares y amigos. Comparta sus inquietudes y cómo se siente con otros.
Ayude a sus hijos a lidiar con el estrés después de un brote. Ofrezca a sus hijos oportunidades de hablar acerca de lo que vivieron o acerca de lo que piensan. Aliéntelos a compartir sus dudas y hacer preguntas. Como los padres, maestros y otros adultos ven a los niños en situaciones diferentes, es importante que compartan información acerca de cómo cada niño está lidiando con la situación posterior al brote.